4 Tipos de Diseñadores Que Puedes Ser

Tipos de diseñadoresEl perfil del diseñador es muy extenso, y no solo por la cantidad de ramas en las que puede reflejar y ejercer su profesión, sino también en las formas en cómo se comportan y el nivel de habilidades que debe poseer para encajar en algunas de ellas.

De hecho, aunque todos los diseñadores pueden tener una misma profesión, los conocimientos, talentos y la forma de ejecución resultan totalmente distinta entre ellos, tomando en cuenta elementos como la creatividad, la disciplina y hasta el tiempo en que puede concebir las ideas.

▷También te puede interesar: 9 Tipos de Diseños Que Existen Actualmente

Índice De Contenidos

    ¿Qué son los Diseñadores?

    Los diseñadores son profesionales que se encargar de pensar, concebir y ejecutar cualquier idea o proyecto relacionado con la proyección de su carrera. Por ejemplo, un diseñador de modas realiza prendas de vestir, mientas que el gráfico comunica a través de las imágenes, fotografías e ilustraciones.

    Por ello podemos decir que no todos los diseñadores se parecen y más bien, cada uno puede tener algo en común, pero con las respectivas diferencias que significan las ramas en las que se especialicen.

    Los 4 Tipos de Diseñadores Que Hay

    La manera más exacta de clasificar a un diseñador es en la forma en la que trabaja. Estos pueden ser gráficos, metódicos, físicos y hasta dedicados a los entornos virtuales y en el ámbito del desarrollo web, así que conozcamos los principales tipos de diseñadores.

    1. Diseñador gráfico

    Es el diseñador artístico por excelencia. Sus conceptos se basan totalmente en los conceptos y planos ilustrados, en donde hay abundancia en los colores, el surgimiento de las ideas y la relación de estos con un mensaje comunicativo.

    De hecho, un diseñador gráfico no hace trabajos con la idea mental de exponerlos para recibir elogios en el plano del arte, sino que cada trazo, trabajo, figura o elemento compuesto debe tener un significado y una razón de ser.

    Este diseñador suele ser muy meticuloso y técnico a la vez, porque necesita tener habilidades en el uso de programas especializados en el diseño gráfico, aparte de aprender técnicas de pintura, dibujo, ilustración, maquetación y hasta fotografía.

    Hay muchas ramas en las que podemos dividir al diseñador gráfico, como por ejemplo en el diseño editorial, ilustradores, fotógrafos, animadores 2D y 3D, diseñadores de escenarios, artistas conceptuales, etc…

    2. Diseñador web

    Aquí tenemos a un experto en la programación. El diseñador web no solo debe manejar las herramientas gráficas, sino que se equipa con todas las habilidades en el desarrollo de software informático, principalmente con los lenguajes de programación.

    La razón principal de ello es que este diseñador debe vincular cada elemento gráfico con un código. Junto a ello se encarga de que los mensajes y los colores generen reacciones y acciones en los usuarios que usen la plataforma.

    Así que el diseñador web suele ser menos creativo artísticamente hablando, pero si un gran analizador y conocedor de los entornos informáticos, aprovechando los beneficios del diseño para captar la atención de los visitantes.

    Aparte de todo, el diseñador web no solo trabaja con páginas online, sino también con aplicaciones móviles y híbridas, programas y softwares para ordenadores y hasta en el desarrollo de videojuegos y similares.

    Lee También:   8 Tipos de Diseño Gráfico Vigentes en el Mercado

    3. Diseñador físico

    Saltamos de los entornos virtuales y digitales hacia un trabajo mucho más físico. Diseñador físico es una forma de denominar a aquel profesional que genera trabajos para satisfacer ciertas necesidades tangibles a las personas.

    Teniendo en cuenta que todo esto debe surgir previamente en una idea, los conceptos se materializan utilizando medios que se pueden tocar y visibilizar en primer plano, como los diseñadores arquitectónicos, de interiores y otros parecidos.

    Aun así, el diseñador físico puede acompañarse de herramientas digitales o usar aplicaciones, principalmente las de tipo CAD. Con ellas pueden crear los bocetos en un espacio virtual, para luego reproducirlos en la vida real.

    El diseñador físico necesita tener más teoría y son menos artísticos. De hecho, la construcción de los trabajos físicos requiere de un alto nivel de conocimiento, sobre todo cuando se involucran la construcción o la elaboración de productos.

    4. Diseñador metódico  

    Podemos agregar en este apartado a los diseñadores de modas y a los interioristas. Estos diseñadores requieren de una metodología o varias de ellas para que sus trabajos tengan resultados esperados.

    No decimos que los demás diseñadores no son metódicos, porque también requieren de un orden en la concepción y la ejecución del trabajo. Sin embargo, en este caso se le da más prioridad a este punto que a la creatividad o a la comunicación en sí.

    Por una parte, los diseñadores de moda trabajan generando ideas y bocetos de prendas que vayan acorde a los diversos tipos de cuerpos, tomando en cuenta medidas, texturas, cambios a través del tiempo y muchas otras cosas importantes.

    Desde allí se encargan de usar las herramientas para llevarlo a la realidad. Las prendas tienen que cumplir con las exigencias sociales, basarse en las últimas tendencias del momento, ser innovadoras y además resultar útiles para vestirse.

    ▷Lee: 8 Tipos de Diseño Gráfico Vigentes en el Mercado

    Conclusiones

    Cómo habrás notado, todos los diseñadores trabajan de forma distinta para poder realizar sus labores correctamente. Las herramientas utilizadas son específicas y cumplen con las necesidades de cada una de sus profesiones.

    La actitud ante cada trabajo también es una manera de determinar los tipos de diseñadores, porque no tiene la misma personalidad alguien que diseña un edificio, en comparación al que trabaja creando ilustraciones artísticas. La forma se ver y concebir sus trabajos son opuestas en muchos aspectos.

    De todos modos, los diseñadores en su totalidad tienen que cumplir con ciertas características diferenciales: deben ser creativos, que sus trabajos satisfagan alguna necesidad y que los resultados sean basados en su propia percepción.

    Este último es un punto de encuentro que acompaña a los diseñadores con el arte y los unifica. Siempre habrá un método, una estructura y un estilo de trabajo, aparte de un menaje o un significado. Pero el resultado final vendrá de la mente subjetiva del diseñador en el 100% de los casos.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Quiero saber más