Windows 10 No Funciona Correctamente. ¿Qué Puedo Hacer?

Windows 10 no funciona correctamente
Logo Windows 10

Windows 10 ha recorrido un largo camino para solucionar los problemas que eran endémicos con versiones anteriores de Windows, en particular Windows 8. Pero aún está lejos de ser un sistema operativo perfecto. Aquí te mostraremos qué puedes hacer cuando Windows 10 no funciona correctamente.

Muchas de las quejas que tienen los usuarios con Windows 10, son repetitivas, y no dudamos que Microsoft ya esté trabajando en ello. Sin embargo, tú también puedes poner en práctica algunas acciones para mejorar tu experiencia con este sistema operativo.

Nuestra investigación, ha arrojado seis problemas que son muy comunes para los usuarios de Windows 10, y te los vamos a presentar con sus respectivas soluciones.

Índice De Contenidos

    Windows 10 No Funciona Correctamente. ¿Qué Puedo Hacer?

    Aquí hay algunas soluciones que harán que Windows 10 sea más agradable de usar.

    1. Actualizaciones automáticas y obligadas

    Comencemos con una grande, las actualizaciones automáticas y obligadas. Para muchas personas esto no es un problema, incluso es una adición a la comodidad del usuario ya que no tiene que ocuparse en actualizaciones como pasaba con las versiones anteriores.

    El sistema se actualiza de manera automática por medio de Windows Update. Pero no todos están contentos con esto. Y el problema radica en que Microsoft no te está permitiendo elegir la actualización, por eso el término acuñado “Actualización Obligada”.

    Cuando Microsoft emite una actualización, tu máquina con Windows 10 la instala. Lo hace de forma automática. Y listo. No te da la opción de “decidir” si quieres la actualización o no.

    Esto, puede traerte serios problemas. En el año 2018, una de las actualizaciones de Windows 10, inhabilitó una gran cantidad de máquinas con este sistema operativo, que no pasó a mayores por la rápida intervención de Microsoft.

    Además, está el tema de los recursos. Si eres de los que controla los recursos de tu sistema, no te gustará que entre una actualización a tu máquina a consumir recursos y tiempo.

    Sin embargo, si puedes “decidir” ciertas cosas sobre la actualización, como por ejemplo, la hora de instalación, para que no interrumpa tu trabajo. Y los usuarios de Windows 10 Professional, Enterprise y Education pueden aplazar las actualizaciones.

    A partir de la versión 1903 de Windows 10, se les permite a los usuarios de Windows 10 Home y Pro aplazar la instalación de actualizaciones de funciones semestrales hasta que su versión actual de Windows 10 ya no sea compatible con las actualizaciones de seguridad, generalmente alrededor de 18 meses después de su lanzamiento.

    Además, los usuarios de Windows 10 Home pueden retrasar todas las actualizaciones hasta 35 días. Mientras tanto, existen algunas soluciones que permiten a cualquiera interrumpir el proceso de actualización.

    Una nota: como regla general, es una buena idea mantener Windows 10 actualizado, ya que muchas actualizaciones no solo corrigen errores o agregan nuevas funciones, sino que también vienen con parches de seguridad.

    Sin embargo, es tu máquina, tu sistema operativo y tu vida. Si deseas detener las actualizaciones forzadas de Windows 10, aquí hay dos formas de hacerlo. También te mostraré cómo puedes desinstalar una actualización que ya está instalada y mantenerla desinstalada.

    Esto se hace solo en caso de que la actualización haya afectado tu sistema, y debas cambiarte a la versión anterior.

    Utiliza la función de conexión limitada

    La función de conexión limitada de Windows 10 está diseñada para ahorrarte dinero si pagas por el uso del ancho de banda durante un período de tiempo, pero puedes usarla como una solución inteligente para detener las actualizaciones automáticas.

    De forma predeterminada, esta función está deshabilitada para conexiones Wi-Fi y Ethernet, pero habilitada para conexiones de datos móviles. Veamos cómo habilitarla para conexiones Wi-Fi y Ethernet.

    Para conexiones Wi-Fi:

    • Ve a “Configuración”.
    • Luego entra a la sección “Red e Internet”.
    • Y ahora entra a “Wi-Fi”.
    • Haz clic en “Administrar redes conocidas”.
    • Ahora haz clic en cualquier red Wi-Fi a la que te conectes y luego en “Propiedades”.
    • En la pantalla que aparece, desplázate hasta la sección “Conexión limitada” y mueve el control deslizante a “Activado”.

    Para conexiones Ethernet:

    • Ve a “Configuración”.
    • Luego entra a la sección “Red e Internet”.
    • Y ahora entra a “Estado”.
    • Haz clic en “Cambiar propiedades de conexión”.
    • En la pantalla que aparece, desplázate hasta la sección “Conexión limitada” y mueve el control deslizante a “Activado

    A partir de ahora, Windows 10 no descargará e instalará actualizaciones automáticamente. Deberás seguir las instrucciones anteriores para cada red Wi-Fi y Ethernet a la que te conectes para detener las actualizaciones.

    Desactiva el servicio de actualización de Windows Update

    Windows Update se ejecuta como cualquier otro servicio de Windows, lo que significa que puedes desactivarlo:

    • Ve al “Panel de control”.
    • Ahora entra a “Herramientas administrativas”.
    • A continuación, verás una lista de herramientas administrativas, una de las cuales es “Servicios”. Dale doble clic.
    • En el lado derecho de la pantalla que aparece, desplázate hacia abajo hasta Windows Update y haz doble clic en él.
    • En la sección “Tipo de inicio”, selecciona “Deshabilitado” y haz clic en “Aceptar”.
    • Ahora reinicia tu PC.

    Como resultado, el servicio Windows Update ya no se ejecutará y no descargará ni instalará actualizaciones automáticamente. Si le pides a Windows 10 que busque actualizaciones después de deshabilitar Windows Update, recibirás un mensaje de error.

    Ten en cuenta que si usas una de estas soluciones, bloquearás todas las actualizaciones de Windows. No puedes elegir cuál instalar y cuál no instalar.

    Si te preocupa la seguridad, la técnica de conexión limitada es un poco más segura porque permite importantes actualizaciones de seguridad que probablemente no obtendrás cuando apagas Windows Update.

    Lee También:   Transferir a dispositivos en Windows 10 no funciona. Causas y Soluciones

    Si eliges deshabilitar Windows Update, en algún momento debes habilitarlo nuevamente para obtener las correcciones de seguridad que se perdieron. Y si eliges la técnica de conexión limitada, probablemente querrá deshabilitarla para actualizaciones de funciones o corrección de errores.

    Cuando eso suceda, descargará e instalará todas las actualizaciones, no solo las que desees.

    Sin embargo, hay una buena razón para usar estas técnicas para deshabilitar las actualizaciones automáticas, porque si evitas que se instalen de inmediato, puedes buscar informes de actualizaciones problemáticas. Si nadie se queja, puedes dejar que se instalen; si hay problemas, puedes esperar hasta que la solución esté disponible.

    También te puede interesar Qué Son y Cómo Abrir archivos PNG en Windows 10

    Desinstala y oculta las actualizaciones problemáticas

    Si estás atascado con una actualización que está dañando tu computadora, hay otra solución para ti, desinstala la actualización incorrecta, luego ocúltala de Windows 10 para que no se reinstale automáticamente.

    De esa manera, cuando aparezca el parche para la actualización, puedes instalar todas las actualizaciones, incluido el parche.

    Ten en cuenta que no podrás desinstalar todas las actualizaciones y no podrás ocultar todas las actualizaciones que hayas desinstalado. Aun así, vale la pena intentarlo si tienes una mala actualización.

    • Puedes ver todas las actualizaciones que has instalado yendo a “Configuración”.
    • Luego entra a “Actualización y seguridad”.
    • Ahora entra a “Windows Update”.
    • Ahora, dale clic a “Ver historial de actualizaciones”.

    Se muestra una lista dividida en cinco secciones, la sección “Actualizaciones de características” muestra las principales actualizaciones semestrales, verás el número de versión que utiliza Microsoft para hacer referencia a la actualización.

    La sección “Actualizaciones de calidad” enumera las actualizaciones de Windows más comunes que corrigen errores, mejoran la seguridad y agregan funciones menores.

    Actualizaciones de controladores” muestra los controladores que se han actualizado.

    Actualizaciones de definiciones” enumera todas las actualizaciones de antivirus y antimalware para la herramienta incorporada de Windows Anti-Malware.

    Otras actualizaciones” enumera varias otras actualizaciones, como la Herramienta de eliminación de software malintencionado de Windows.

    Puedes hacer clic sobre la actualización para obtener información sobre ella. De esta manera, puedes rastrear una actualización que está causando problemas.

    Cuando haces clic para obtener detalles sobre una actualización de funciones, se te redirigirá a una página llena de consejos, videos y otro contenido sobre la actualización.

    Si deseas desinstalar las actualizaciones de funciones, deberás hacerlo dentro de los 10 días posteriores a la instalación de la actualización. Después de eso, no hay nada que puedas hacer para desinstalarla.

    • Si deseas desinstalarla dentro de este período de 10 días, ve a “Configuración”.
    • Luego entra a “Actualización y seguridad”.
    • Y luego entra a “Recuperación”.
    • En la sección "Volver a su versión anterior de Windows 10", haz clic en el botón "Inicio" y sigue las instrucciones.

    Incluso si deseas desinstalar la actualización dentro de los 10 días, es posible que no aparezca la selección "Volver a la versión anterior de Windows 10". Si esto sucede, no podrás desinstalar la actualización.

    La causa probable del problema es que se eliminó la carpeta Windows.old. Esta carpeta contiene la versión anterior de Windows, por lo que si no está allí, no podrás volver a la versión anterior.

    Para desinstalar otras actualizaciones, vuelve a la página “Ver historial de actualizaciones” y haz clic en “Desinstalar actualizaciones”. Verás una lista de actualizaciones de Windows, aunque no las verás todas.

    No todas las actualizaciones enumeradas en "Ver historial de actualizaciones instaladas" se mostrarán en la pantalla, lo que te permitirá desinstalar actualizaciones, y no podrás desinstalar ninguna que no aparezca allí.

    Y cuando haces clic en algunas actualizaciones que aparecen en la pantalla de desinstalación de actualizaciones, el botón de desinstalación desaparece. Haz doble clic en la actualización de la que deseas deshacerte. Aparecerá una pantalla que te preguntará si deseas desinstalarla. Haz clic en “”.

    En algunos casos, puedes garantizar que Windows 10 no reinstalará la actualización que desinstalaste, utilizando una herramienta gratuita de Microsoft para básicamente ocultarla de Windows Update.

    Para hacer esto, ve a la página de soporte de Microsoft, desplázate hacia abajo y haz clic en el enlace Descargar ahora el paquete del solucionador de problemas “Mostrar u ocultar actualizaciones”.

    Instala la descarga, haz clic en Siguiente y sigue las instrucciones para ocultar la actualización que no deseas reinstalar.

    2. Problemas con Cortana

    Uno de los grandes problemas con Cortana, es que no está disponible en muchos países del planeta. Esto significa que tienes un servicio instalado en tu PC que no puedes usar, pero que igual está consumiendo recursos en cada actualización.

    Además, está el hecho, de que, si se encuentra activado, Cortana tendrá acceso a muchos de tus datos personales, incluyendo posición geográfica, gustos, estado de la PC, nombre, etc.

    No todo el mundo es fanático de Cortana, el asistente digital de Microsoft. Muchos, buscan la forma de desinstalarla de su máquina, pero Windows 10 no lo permite. Antes de que se lanzara la Actualización de aniversario de Windows 10 en agosto de 2016, esto no era un problema porque era fácil deshabilitar Cortana.

    Todo lo que tenías que hacer era abrir el asistente, seleccionar “Configuración”, buscar la configuración “Cortana puede brindarte sugerencias, ideas, recordatorios, alertas y más” y mover el control deslizante a “Desactivado”.

    Pero la Actualización de aniversario eliminó esa opción.

    Aún puedes apagar Cortana. Si usas cualquier versión de Windows 10 que no sea la versión Home, puedes usar el Editor de políticas de grupo para hacer esto.

    • Inicia el Editor de políticas de grupo escribiendo msc en el cuadro de búsqueda.
    • Luego navega a “Configuración del equipo”.
    • Ahora entra a “Plantillas administrativas”.
    • Luego a “Componentes de Windows”.
    • Dale clic a “Buscar”.
    • Y luego a “Permitir Cortana”.
    • Allí, puedes establecer a Cortana en “Deshabilitado”.
    Lee También:   Solución: "Error De Estos Archivos No Se Pueden Abrir En Windows 10"

    Si usas Windows 10 Home, deberás comportarte de manera deshonesta con el Registro de Windows. Como siempre, cuando estés tratando con el registro, ten cuidado al editarlo; puedes causar un gran daño a tu sistema operativo si cambias la configuración incorrecta.

    También es una buena idea crear un Punto de restauración del sistema antes de editar el Registro para que puedas devolver tu sistema al estado en el que estaba antes de editar.

    Con todas estas advertencias, veamos a continuación cómo eliminar a Cortana a través del Registro:

    • Escribe regedit en el cuadro de búsqueda y presiona “Entrar” para ejecutar el Editor del Registro.
    • Ve a la clave de búsqueda HKEY_LOCAL_MACHINE \ SOFTWARE \ Policies \ Microsoft \ Windows \ Windows.
    • Si no tienes esta clave en tu sistema, tendrás que crearla. Para hacer esto, haz clic con el botón derecho en la carpeta de Windows y selecciona “Nuevo” y luego “Clave”. Se creará automáticamente una clave con un nombre predeterminado. Cámbiale el nombre a “Búsqueda de Windows”.
    • Haz clic con el botón derecho en la clave de búsqueda de Windows y selecciona “Nuevo”.
    • Luego en “Valor DWORD (32 bits)”.
    • Denomina el valor AllowCortana.
    • Haz doble clic en AllowCortana y establece su valor en 0.
    • Cierra el Editor del registro.
    • Cierra sesión e inicia sesión nuevamente, o reinicia tu PC para que el cambio surta efecto.

    Ten en cuenta que si has desactivado Cortana para proteger tu privacidad al evitar que el asistente recopile datos sobre ti, aún queda trabajo por hacer. Eso es porque la información que Cortana ya ha recopilado sobre ti permanece en la nube.

    Así que debes investigar como eliminar los datos que recogió Cortana hasta su eliminación.

    Windows 10 no funciona correctamente
    Windows 10 no funciona correctamente

    3. Problemas con el menú Inicio

    Cuando se anunció por primera vez que Windows 10 restablecería el menú Inicio, muchos usuarios agradecieron la noticia. Pero después de que se lanzó el sistema, algunas personas comenzaron a quejarse de problemas con la función.

    Entre los problemas que destacaban en aquel momento, estaba el hecho de que no se ejecutaba cuando se hacía clic en el botón Inicio o se congelaba, o aparecían o desaparecían entradas aleatorias.

    Luego, con el tiempo, las actualizaciones han mejorado en gran medida estas fallas adicionales, sin embargo, aún quedan remanentes de estos problemas por allí. Si tienes problemas con el menú Inicio, no tengas miedo, hay varias formas de intentar solucionarlo.

    Antes de probar cualquiera de estas técnicas, primero reinicia tu computadora. A veces, un simple reinicio soluciona las cosas.

    Busca actualizaciones

    Existe la posibilidad de que una actualización de Windows solucione el problema: Microsoft elimina continuamente los errores en sus actualizaciones.

    • Para asegurarte de tener las últimas actualizaciones de Windows, ve a “Configuración”.
    • Luego entra a “Actualizaciones y seguridad”.
    • Ahora entra a “Windows Update” y selecciona “Buscar actualizaciones”.
    • Si encuentras una, instálala. Para que la actualización surta efecto, debes reiniciar la PC.

    Utiliza PowerShell para reparar archivos dañados

    Si el menú Inicio sigue teniendo problemas, es posible que el problema se deba a archivos dañados. Puedes usar una herramienta de línea de comandos llamada PowerShell integrada en Windows para encontrarlos y corregirlos:

    • Escribe PowerShell en el cuadro de búsqueda de Windows.
    • Haz clic con el botón derecho en “Windows PowerShell” en los resultados de la búsqueda y selecciona “Ejecutar como administrador”. Esto abrirá PowerShell.
    • Si por alguna razón el cuadro de búsqueda no funciona, presiona la tecla de Windows + R en tu teclado.
    • Escribe PowerShell y presiona Entrar. Esto ejecuta PowerShell, pero no la cuenta de administrador que necesitas usar.
    • Ahora haz clic con el botón derecho en el icono de PowerShell en la barra de tareas y selecciona “Anclar a la barra de tareas”.
    • Luego cierra PowerShell.
    • Ahora haz clic derecho en el icono de PowerShell en la barra de tareas y selecciona “Ejecutar como administrador”.
    • Después de ejecutar PowerShell como administrador, escribe sfc / scannow y presiona “Enter”.
    • PowerShell escaneará tu sistema en busca de archivos corruptos. Esto puede tomar un tiempo.
    • Cuando PowerShell completa la verificación del sistema, informará que encontró y reparó archivos corruptos, encontró archivos corruptos pero no pudo repararlos o no encontró archivos corruptos.
    • Si encuentra archivos corruptos pero no puede repararlos, escribe el comando dism / online / cleanup-image / restorehealth y presiona “Enter”. Eso debería resolver el problema.

    Si nada de esto funciona, Microsoft tiene algunos consejos de última hora: crea una cuenta de administrador local y si el menú Inicio funciona para esa cuenta, mueve todos tus archivos y configuraciones a ella.

    También puedes intentar reiniciando tu PC con las opciones de recuperación de Windows 10.

    4. Ralentizado por espacio de almacenamiento perdido

    Windows 10 es bastante molesto con el espacio de almacenamiento. Esto se debe a que, al actualizar o instalar una actualización importante, Windows 10 mantiene la versión anterior del sistema operativo en caso de que desees volver a ella.

    Pero esta versión del antiguo sistema operativo está ocupando varios gigabytes de espacio de almacenamiento. Si tienes una PC con mucho espacio de almacenamiento, no hay razón para preocuparse. Pero si estás en el límite de almacenamiento, puede ser un problema grave.

    Por ejemplo, si llega una nueva actualización, y el sistema comprueba que hay poco espacio en tu disco duro, porque la versión antigua todavía se encuentra resguardada allí, no hará la actualización.

    Si estás seguro de que no deseas volver a tu versión anterior de Windows, puedes eliminarla fácilmente. Se almacena en una carpeta llamada Windows.old que encontrarás en la carpeta Windows del disco duro.

    Lee También:   No Funciona El Buscador De Windows 10. Causas, Soluciones Y Alternativas

    En lugar de eliminarla manualmente, usa la herramienta Liberador de espacio en disco:

    • Ejecuta la herramienta escribiendo “Liberador de espacio en disco” en la barra de búsqueda y haciendo clic en el resultado que aparece.
    • La herramienta tardará unos minutos en escanear tu sistema.
    • Cuando finalice la limpieza del disco, desplázate hacia abajo en la lista de archivos que puedes limpiar y marca la casilla perteneciente a "Instalación anterior de Windows". Esta entrada solo aparecerá si tienes una instalación previa de Windows en tu disco duro.
    • Haz clic en “Aceptar”.
    • Se eliminará la versión anterior de Windows y recuperarás tu espacio en el disco duro.

    5. Arranque lento de Windows

    Desde el momento en que se lanzó Windows 10, la gente comenzó a quejarse de que los tiempos de arranque eran más lentos que en versiones anteriores de Windows. Si te molesta el inicio lento de Windows 10, aquí hay dos formas de acelerarlo:

    Habilita el inicio rápido del sistema

    Windows 10 tiene una función llamada Inicio rápido, que combina un apagado normal con la función de hibernación de Windows.

    Con el Arranque Rápido, cuando apagas tu PC, cierras sus aplicaciones y cierra la sesión de todos los usuarios, pero carga el Kernel y los controladores de Windows en un archivo de hibernación en tu disco duro.

    Entonces, cuando reinicia tu PC, Windows carga los controladores de archivos de hibernación y el Kernel, lo que acelera el proceso de arranque.

    Es posible que el arranque rápido ya esté habilitado en tu PC. A continuación, te indicamos cómo verificar esto y qué hacer si no lo está:

    • Haz clic con el botón derecho en el botón Inicio,
    • Selecciona “Opciones de energía” en el menú que se muestra.
    • Ahora haz clic en “Configuración adicional de energía”.
    • Ahora haz clic sobre “Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado”.
    • Busca en la sección “Configuración de apagado” de la pantalla que aparece. Si hay un signo marcado junto a "Activar inicio rápido (recomendado)", entonces no necesitas hacer nada más.
    • Si no hay una marca de verificación junto a él, haz clic en "Cambiar configuraciones que actualmente no están disponibles".
    • Marca la casilla en cuestión y haz clic en “Guardar cambios”.

    Eso es todo lo que se necesita. Ten en cuenta que en algunas máquinas, el arranque rápido no está habilitado. Si este es tu caso, no verás la entrada "Habilitar arranque rápido (recomendado)".

    Usa el Administrador de tareas para acelerar el inicio

    El Administrador de tareas de Windows 10 es una gran herramienta para administrar el inicio de tu PC. Con él, puedes deshabilitar los programas que se ejecutan al inicio:

    • Haz clic con el botón derecho en la barra de tareas y selecciona “Administrador de tareas”.
    • Si el “Administrador de tareas” se ejecuta como una ventana pequeña y muestra las aplicaciones que se están ejecutando actualmente en el sistema, haz clic en el enlace "Más detalles" en la parte inferior de la pantalla.
    • Esto abre una ventana expandida, con varias pestañas en la parte superior de la pantalla.
    • Haz clic en la pestaña “Inicio”.
    • Enumera todas las aplicaciones que se ejecutan al inicio.
    • Haz clic con el botón derecho en cada aplicación que no desees ejecutar al inicio y selecciona “Desactivar”. Aún podrás ejecutar el programa iniciándolo de la forma habitual, simplemente no se ejecutará al inicio.

    Para ayudar a decidir qué programas deshabilitar, consulta la columna "Impacto de inicio". Esto muestra si el programa no tiene impacto en el tiempo de inicio, impacto bajo, impacto medio o impacto alto.

    Es posible que muchos de los programas de la lista no te resulten familiares y no estés seguro de si deseas desactivarlos o no. Haz clic con el botón derecho en cualquiera que no reconozcas y selecciona "Buscar en línea". Esto iniciará una búsqueda por el nombre del archivo.

    Desplázate por los resultados; por lo general, verás exactamente lo que hace el programa y te ayudará a decidir si debe ejecutarse al inicio.

    6. Problemas con el Centro de Actividades

    El Centro de actividades de Windows 10 envía notificaciones sobre tu correo electrónico, redes sociales, actualizaciones de software, mensajes del sistema y más. Esto puede resultar útil o muy molesto, según tu personalidad y la cantidad de notificaciones que recibas.

    Sin embargo, existe una manera fácil de desactivar las notificaciones, por aplicación o detenerlas todas a la vez:

    • Ve a Configuración.
    • Luego entra a “Sistema”.
    • Ahora entra a “Notificaciones y acciones”.
    • Verás cinco tipos de notificaciones que se pueden desactivar. Desactiva todos los tipos de notificación deslizando el botón junto a ellas hasta Desactivado.
    • Los dos tipos más persistentes son “las aplicaciones y otros remitentes” y “los consejos y trucos de Windows”, así que considera deshabilitarlas.

    Si deseas mantener algunas notificaciones de aplicaciones y otros remitentes pero no de otros, no desactives el control deslizante. En su lugar, ve a la sección "Recibir notificaciones de estos remitentes" y mueve el control deslizante a Desactivado para todas las aplicaciones y servicios de los que no deseas recibir notificaciones.

    Para Cerrar

    También te puede interesar Cómo Instalar Programas En Windows 10

    Esperamos que puedas mejorar tu experiencia de usuario con el sistema operativo Windows 10. Nuestra recomendación principal es que lo mantengas actualizado, si tu trabajo exige mantenerte en línea la mayoría del tiempo. Debes proteger el sistema y tu máquina.

    Windows 10, así como ha presentado algunos errores y problemas, también ha mostrado una gran eficiencia en resolverlos. Atrás quedaron los días del nefasto Windows 8.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Quiero saber más