Solucionar: Monitor Se Apaga Y Se Enciende Aleatoriamente

Solucionar: Monitor Se Apaga Y Se Enciende Aleatoriamente

Solucionar: Monitor Se Apaga Y Se Enciende Aleatoriamente

Varios usuarios han experimentado recientemente un problema en el que las pantallas se quedan repentinamente en negro durante cortos periodos de tiempo. Este comportamiento se produce repetidamente, en intervalos que van de un segundo a varios minutos. El problema se agrava por el hecho de que la pantalla se apaga sin un evento o tiempo específico.

Muchos usuarios informan de que este problema se produce durante los trabajos con muchos gráficos o simplemente de forma aleatoria.

Según nuestras investigaciones, tampoco hay declaraciones oficiales de fuentes oficiales. En este artículo, veremos todas las razones por las que este problema puede ocurrir en tu ordenador.

También puedes leer: Cómo Solucionar El Problema Genérico Del Monitor PnP En Wn 10

¿Qué causa el oscurecimiento aleatorio de la pantalla?

Después de muchas investigaciones sobre este problema y de combinar los informes de los usuarios, hemos llegado a la conclusión de que este problema se produce por diversas razones. Estas son algunas de las razones por las que su monitor puede volverse negro:

  • Fuente de alimentación defectuosa: La fuente de alimentación es la causa más común de que tu monitor se quede negro. Como alimenta la placa base, puede que no esté suministrando el voltaje correcto.
  • Cable de vídeo: El cable de vídeo (HDMI o VGA) que conecta el monitor al ordenador puede estar roto o dañado. Esto suele dar lugar a una pantalla negra cuando se toca o incluso se pulsa accidentalmente.
  • Procesador gráfico: Si se instala un procesador gráfico dedicado y el monitor se conecta a través de ese procesador, pueden producirse problemas incluso si el procesador está dañado o no está conectado correctamente.
  • Overclocking: El overclocking puede ser útil para algunos usuarios para aumentar el rendimiento del núcleo, pero también puede dar lugar a complicaciones como las descritas aquí.
  • Archivos del sistema operativo obsoletos: Si los archivos del sistema operativo están corruptos o incompletos, esta puede ser la causa del problema. Las versiones anticuadas de Windows también pueden ser la causa.
  • Opciones gráficas de terceros: Si se implementan mejoras gráficas de terceros (por ejemplo, AMD, NVIDIA), éstas pueden no estar sincronizadas con el sistema operativo y podrían causar diversos problemas.
  • Ajustes de energía: Los ajustes de energía del sistema determinan la cantidad de energía que utiliza el ordenador y cuándo deja de utilizarla. Si estos ajustes de energía no están sincronizados con el uso, la pantalla puede quedar negra.
  • Controladores rotos: Los controladores gráficos son el factor principal que controla la comunicación entre el sistema operativo y el hardware. Si están desfasados o son defectuosos, la comunicación no funcionará correctamente y pueden surgir muchos problemas.
  • Software de terceros: Aunque esto ocurre muy raramente, es posible que se haya instalado software de terceros en tu ordenador que esté causando conflictos y problemas extraños como los descritos aquí. En este caso, podemos intentar arreglar los errores y eliminar el software de forma permanente.
  • Fallo de alimentación: Por último, el monitor puede parpadear temporalmente si la casa tiene un mal cableado o problemas eléctricos. Hay algunas medidas alternativas que puedes tomar para resolver este problema.

Asegúrate de tener una conexión a Internet activa y de haber iniciado la sesión como administrador antes de llevar a cabo la solución. También recomendamos hacer una copia de seguridad de tus datos como medida de precaución.

Lee También:   Cómo Usar La Herramienta Lazo En Photoshop

Cómo solucionar: monitor se Apaga y se enciende aleatoriamente

Solución 1: Comprueba el cable HDMI/VGA.

El cable HDMI puede estar defectuoso o dañado. Lo mismo ocurre con el televisor/monitor, que puede no funcionar. Aquí veremos algunos métodos básicos de solución de problemas y veremos si pueden ayudarle a diagnosticar y solucionar el problema.

  • Vuelva a colocar el cable HDMI. Antes de comprar un nuevo cable, conecta el actual a otro sistema y comprueba si funciona. Si no funciona, probablemente el cable esté defectuoso. Sustituya el cable y vuelva a intentarlo.
  • Prueba a utilizar una fuente de entrada diferente para el monitor o el televisor. Si estás utilizando un portátil como fuente de entrada, prueba a conectarlo a otro portátil y comprueba si hay diferencia. Si la señal es recibida por el otro portátil, significa que el portátil no está configurado correctamente o que la conexión HDMI no funciona.
  • También puedes intentar aislar el problema y ver si el monitor/TV funciona bien con las otras entradas.
  • Si estás usando un convertidor de HDMI a VGA, esto puede ser una mala noticia. Utiliza un cable HDMI limpio para comprobar que el módulo HDMI funciona correctamente tanto en las entradas como en las salidas.

Solución 2: Desactiva el overclocking.

El overclocking es ahora común en muchos modelos de PC. La CPU realiza cálculos breves durante un corto período de tiempo. Durante este intervalo, la CPU alcanza su temperatura umbral y el overclocking se detiene hasta que la CPU se enfría.

Muchos usuarios han informado de que la desactivación del overclocking resolvió su problema recurrente de la pantalla negra. Aunque estos ajustes están diseñados para mejorar el rendimiento del ordenador, parecen tener el efecto contrario.

Recomendamos desactivar todo el overclocking y dejar el procesador a la velocidad de fábrica. Asegúrate también de que tu ordenador no está ejecutando ningún programa de optimización. Se sabe que estos programas entran en conflicto con el sistema operativo y los programas gráficos cuando intentan «optimizar» tu ordenador, matando algunos procesos importantes.

Solución 3: Actualiza Windows a la última versión.

Microsoft publica regularmente actualizaciones que corrigen errores o introducen nuevas funciones. Si no ha actualizado Windows desde hace tiempo, debería hacerlo inmediatamente. En el pasado ha habido casos en los que el sistema de gráficos ha dejado de funcionar correctamente debido a fallos del sistema.

Cuando se detectan estos errores, los ingenieros de Microsoft lanzan actualizaciones lo antes posible para solucionar el problema. Una vez instaladas las actualizaciones, el monitor funciona correctamente. Asegúrese de que ha iniciado la sesión como administrador antes de continuar.

  • Pulsa Windows + S, introduce «actualización» en el cuadro de diálogo y abre la aplicación.
  • Se abrirá la ventana de configuración. Haz clic en el botón Buscar actualizaciones. Ahora tu ordenador comprobará automáticamente las últimas actualizaciones disponibles y las instalará en tu ordenador.

Nota: Para instalar las actualizaciones se requiere una conexión activa a Internet. Dependiendo del tamaño de la actualización, esto puede llevar algún tiempo.

Solución 4: Actualizar los controladores gráficos.

Como habrás adivinado, los controladores gráficos son los principales componentes que conectan y transmiten instrucciones entre el sistema operativo y el hardware gráfico. Si estos controladores están anticuados o corruptos, se producen tartamudeos y problemas extraños, como una pantalla negra.

Lee También:   Reparar Error Este Efecto Requiere Aceleración De GPU

Aquí desinstalaremos correctamente los controladores actuales y luego intentaremos instalar los nuevos.

  • Descarga el programa DDU (Display Driver Uninstaller) de la página web oficial e instálalo.
  • Después de instalar el desinstalador de controladores de pantalla (DDU), inicia tu ordenador en modo seguro.
  • Después de iniciar el DDU, selecciona la primera opción «Limpiar y reiniciar». Esto eliminará completamente los controladores actuales de tu ordenador.
  • Una vez desinstalado, arranca el ordenador en modo normal, sin modo seguro. Pulsa Windows + R, escribe «devmgmt.msc» en el cuadro de diálogo y pulsa Intro. Haz clic con el botón derecho del ratón en cualquier lugar y selecciona «Comprobar cambios de hardware». Esto instalará los controladores por defecto. Intenta jugar el juego y ver si esto soluciona el problema.
  • En la mayoría de los casos, los controladores normales no funcionarán. Puedes instalar los últimos controladores a través de Windows Update o ir a la página web del fabricante y descargar los últimos controladores.
  • Después de instalar los controladores, reinicia tu ordenador y comprueba si el problema se ha resuelto.

Solución 5: Compruebe la fuente de alimentación (PSU).

La fuente de alimentación es la unidad principal que toma la corriente alterna de una toma de corriente y luego transmite el voltaje adecuado a otras partes del ordenador. Por ejemplo, los puertos SATA pueden necesitar más energía que la placa base.

Si la fuente de alimentación está defectuosa o no transmite la energía correctamente en este punto, hay muchos problemas, desde parpadeos repetitivos de la pantalla hasta fallos del ordenador. Lo que puedes hacer es probar temporalmente con otra fuente de alimentación. Compruebe si el problema también se produce con este equipo.

Asegúrate también de haber sustituido el cable que conecta la fuente de alimentación a la toma de corriente. Si el problema no se produce, comprueba la fuente de alimentación. En este caso, continúa con los otros métodos de solución de problemas descritos a continuación.

Solución 6: Desinstalar/desactivar el software de terceros.

El software de terceros, como NVIDIA GeForce Experience y las aplicaciones de AMD, suele venir incluido en el hardware o los controladores de gráficos. En general, casi todos estos programas permiten al usuario modificar la configuración de los gráficos para mejorar la funcionalidad o añadir algunas características personalizadas.

Sin embargo, a pesar de su utilidad, se sabe que causan conflictos con el sistema. Desactiva los programas de terceros que se ejecutan en segundo plano y también desactiva los ajustes relacionados con la imagen. El procedimiento para eliminar estas aplicaciones se describe a continuación:

  • Pulsa Windows + R, escribe «appwiz.cpl» en el cuadro de diálogo y pulsa Intro.
  • En el Administrador de aplicaciones, localice la aplicación que causa el problema, haz clic con el botón derecho del ratón y selecciona «Desinstalar».
  • Después de desinstalar la aplicación, comprueba si el problema se ha resuelto.

Nota: Siempre puedes guardar un archivo de configuración temporal de una aplicación de terceros si quieres volver a instalarla y no perder todos los ajustes que hayas hecho.

Solución 7: Cambiar la configuración de energía.

Los ajustes de energía son protocolos o reglas básicas que dictan cuánta energía debe utilizar un ordenador y cuándo debe almacenarla. Es posible que estos ajustes de energía estén configurados en un valor que no sea compatible con su sistema o que entre en conflicto con su placa base. En esta solución, entraremos en la configuración de energía de la placa base y cambiaremos los ajustes.

  • Pulsa Windows + R para iniciar la aplicación Ejecutar. En el cuadro de diálogo, escribe Panel de control y pulsa Intro. Se abrirá el panel de control del ordenador. Asegúrate de que la opción «Ver por:» está configurada como un pequeño icono en la esquina superior derecha de la pantalla.
  • En el Panel de control, haz clic en Configuración de energía.
  • Aquí se muestra la configuración actual del modo de alimentación. Si está configurado en modo «Ahorro de energía», cámbialo a «Alto rendimiento» o «Equilibrado».
  • Si has cambiado alguna configuración interna de cada plan en el pasado, haz clic en Cambiar configuración del plan y selecciona Restaurar configuración por defecto para ese plan.
  • Guarda los cambios y salte del programa. Reinicia tu ordenador y comprueba si el problema se ha resuelto.

Solución 8: Comprueba tu GPU.

Si tu ordenador tiene una GPU especializada de un fabricante externo (por ejemplo, NVIDIA/AMD), comprueba si funciona y está conectada correctamente. Un fallo en la GPU, normalmente una muy usada y con overclock, puede causar una imagen flotante en la pantalla.

Lee También:   No Funciona El Botón Derecho Del Ratón. Causas y Soluciones

Si esto ocurre, prueba a desactivar la tarjeta gráfica dedicada y ver si el problema persiste en la tarjeta gráfica integrada. Si es así, esto puede ayudarle a solucionar el problema e identificar al culpable. El siguiente procedimiento describe cómo desactivar la tarjeta gráfica dedicada:

  • Pulsa Windows + R, escribe «devmgmt.msc» en el cuadro de diálogo y pulsa Intro.
  • En el Administrador de dispositivos, busque el adaptador de pantalla, haz clic con el botón derecho en la tarjeta de vídeo y selecciona Desactivar dispositivo.
  • Después de desactivar el dispositivo, reinicia tu ordenador y ve si el problema persiste.

Solución 9: Comprueba si hay problemas de interferencia/energía.

Este es probablemente el último método, pero es tan importante como los demás. Es bien sabido que los problemas de alimentación son una de las principales causas de las fluctuaciones de rendimiento de los monitores. Puedes averiguarlo observando cómo se comporta tu monitor cuando enciendes una luz u otro aparato eléctrico.

Si tu monitor fluctúa, significa que el cableado no está en buenas condiciones o es demasiado viejo. La solución a este problema es un inversor (sistema de alimentación ininterrumpida) que regula la tensión de tu ordenador. Si esto resuelve el problema, nuestro diagnóstico es correcto.

Nota: Si todos los métodos anteriores no funcionan, probablemente debas comprobar tu monitor.

También puedes leer: Cómo Configurar Un Monitor En Una Computadora Portátil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *