Cómo Reparar El Enchufe Del Cargador De Mi Móvil

Cómo Reparar El Enchufe Del Cargador De Mi Móvil
Cómo Reparar El Enchufe Del Cargador De Mi Móvil

Todos sabemos que el uso de un teléfono móvil requiere a menudo cargarlo. Por eso los teléfonos tienen una toma de corriente que nos permite cargar la batería de nuestro smartphone y así hacer lo que queramos con el dispositivo.

Sin embargo, el enchufe del cargador del teléfono móvil suele dañarse porque es el cargador más importante.

Esto se debe a que lo usamos mucho y no solemos tratarlo con el cuidado adecuado.

Uno de los problemas más comunes entre los usuarios de teléfonos móviles es el deterioro de la toma de corriente del cargador del móvil. Esto suele ser problemático, ya que si no se carga el teléfono, no se podrá utilizar para las actividades cotidianas.

En este artículo, te diremos cómo reparar el cargador de su teléfono móvil. Por ello, hemos redactado una completa guía en la que explicamos por qué se daña esta parte del teléfono y las posibles soluciones a este grave inconveniente.

También puedes leer: Cómo Arreglar La Pantalla Táctil De Un Móvil Que Se Ha Mojado

Índice De Contenidos

    ¿Por qué está defectuoso el enchufe del cargador del móvil?

    La toma de corriente del cargador del teléfono móvil es una de las pocas entradas que tienen los teléfonos móviles hoy en día, y en muchos casos la única entrada. Este componente suele ir acompañado de una toma de audio o de auriculares.

    Al tratarse de puertos de entrada, no están protegidos por una funda o cubierta del teléfono. Por lo tanto, la toma de carga del teléfono móvil no está protegida del exterior, lo que la hace vulnerable a la suciedad o al polvo, y puede dañarse si se cae o cae al agua.

    La toma de carga del teléfono móvil tiene una ranura en el centro del agujero. Estos son los conectores para los enchufes de carga. La conexión siempre se corta al cargar un teléfono. Esta parte principal suele ser una de las más perjudiciales.

    Es importante que el cargador del teléfono móvil ya tenga pequeños defectos antes de que esté completamente dañado. Si los descubre a tiempo, puedes repararlos tú mismo. En la siguiente sección, te diremos en qué debes fijarte para comprobar si tu teléfono está defectuoso.

    ¿Cómo saber si el enchufe del cargador de mi teléfono está defectuoso?

    El primer síntoma de que la toma de corriente del cargador está defectuosa son los problemas para cargar el teléfono. Afortunadamente, esto no detiene la carga de la batería, pero es imposible no notar estos errores.

    Los errores más comunes son: Problemas al conectar el teléfono, al desconectar el cargador por sí mismo o si se mueve el cargador y se coloca el enchufe de una manera determinada para evitar que se desconecte.

    Si se produce al menos uno de estos errores, es probable que el enchufe del cargador de tu teléfono móvil esté defectuoso. Sin embargo, antes de repararlo, asegúrate de que el cable del cargador funciona probando otros cables para descartar este problema tan común.

    Si has probado con otros cargadores pero el problema persiste, es seguro que la causa del problema es un enchufe de cargador de teléfono defectuoso.  Si has llegado a este punto, necesitas saber cómo reparar la toma de corriente del cargador de tu teléfono, te lo contamos en el siguiente apartado.

    Cómo reparar el enchufe del cargador de mi móvil

    Puede haber muchas razones para que el enchufe del cargador del teléfono móvil esté dañado.  Desde el problema más sencillo, que puede ser una acumulación de suciedad o polvo, hasta un contacto del cargador dañado.

    Tanto para los problemas simples como para los complejos hay una solución sencilla. A continuación encontrarás instrucciones sobre cómo reparar el contacto del cargador de su teléfono móvil. Estudiamos las causas más probables de los daños y las soluciones más adecuadas. 

    1. Polvo y pelusas en el cargador del móvil

    Solemos cargar el móvil en los pantalones. Estos lugares suelen dejar mucha pelusa, sobre todo después del lavado. El enchufe del cargador del móvil se ensucia en este punto.

    La acumulación de polvo o pelusas puede provocar un mal funcionamiento de la toma de corriente del cargador del teléfono móvil. Es sorprendente la cantidad de personas que llevan sus teléfonos a los centros de servicio y escuchan que ese es el problema y que tienen que pagar por el servicio.

    Para evitar gastar dinero innecesariamente, puede resolver este problema de forma muy sencilla. Para limpiar la ranura de carga de tu teléfono, utiliza aire comprimido. Esto eliminará el polvo y las pelusas que se hayan acumulado en el enchufe, permitiendo que el teléfono vuelva a cargarse con normalidad.

    Ten en cuenta que no puede sustituir el filtro de aire forzándolo con la boca. El motivo es que al soplar el aire pueden salir pequeñas gotas de agua y dañar el contacto de carga del teléfono.

    2. Últimas actualizaciones de software

    Uno de los problemas que han surgido recientemente con los teléfonos móviles tiene que ver con las actualizaciones de software. Suelen afectar al rendimiento del teléfono al no poder soportar el peso de estas actualizaciones del sistema operativo. Este es un problema común en los teléfonos móviles que tienen al menos tres años de antigüedad.

    Sorprendentemente, suele afectar al rendimiento del teléfono. La razón es que el nuevo sistema operativo requiere más potencia, para lo que la entrada, el lápiz óptico y el cargador del teléfono no están diseñados.

    Los teléfonos nuevos están diseñados para cualquier actualización de software, lo que no ocurre con los teléfonos más antiguos. A muchos nos preocupa no actualizar el sistema operativo porque no estamos seguros de que nuestro teléfono vaya a funcionar, pero la mejor solución es no actualizarlo.

    Si has instalado recientemente un software en tu teléfono y tienes problemas para descargarlo. La mejor solución es eliminar esa actualización y reiniciar el sistema operativo de tu teléfono. Lo mejor es que te pongas en contacto con alguien que conozca el software de tu teléfono, ya que hacerlo tú mismo puede ser complicado.

    3. Conectar el enchufe de carga al teléfono

    El mayor problema del enchufe de carga del teléfono es que puede dañarse por golpes o por un manejo brusco. Así que la solución más fácil es hacer un pequeño arreglo en el conector para poder cargar el teléfono sin problemas.

    Se trata de una reparación que podemos realizar nosotros mismos. Esto se debe a que las partes del conector de carga del teléfono son de metal. Por lo tanto, es fácil manipular el dispositivo, pero hay que tener cuidado de no dañar la ranura de carga.

    Al reparar una ranura de carga dañada en su teléfono móvil, intentamos poner en contacto las superficies metálicas para que puedan transferir energía a la batería. Para ello, puedes utilizar un palillo o una pequeña varilla metálica para llegar a la entrada.

    Se recomienda retirar la batería del teléfono para evitar posibles cortocircuitos, especialmente cuando se utiliza una varilla metálica. Ten cuidado de no dañar el contacto de carga, ya que podría tener que llevar el teléfono a un centro de servicio. Para comprobar que el teléfono vuelve a funcionar, cárgalo con su propia batería.

    4. Lápiz de carga dañado

    El lápiz de carga es la pequeña toma de corriente del conector de carga de tu teléfono. Esta es la parte que forma la conexión entre el cargador y tu teléfono. Los daños en este segmento impedirán que la batería se cargue, por lo que este es el peor escenario.

    Sin embargo, la principal causa de daños en el enchufe del cargador es una manipulación descuidada, ya que suele ser un componente muy frágil. También puede dañarse por un golpe fuerte en el teléfono.

    No te recomendamos que repares el lápiz de carga tú mismo, ya que es una pieza muy frágil que suele requerir su sustitución. Lo mejor es que lo haga un reparador de teléfonos móviles.

    Hay que tener en cuenta que no es caro reparar el lápiz de carga, por lo que puedes devolverlo fácilmente a un centro de servicio. Por otro lado, el lápiz de carga de su teléfono móvil puede dañarse al manipularlo, por lo que debe tener mucho cuidado al manipularlo.

    Otros problemas de carga de teléfonos móviles

    Los enchufes de carga de teléfonos móviles dañados no son el único problema a la hora de cargar el teléfono. Otro factor importante es el cargador y el adaptador.

    Tanto el cable como el adaptador suelen estropearse porque se llevan a menudo de un lado a otro y pueden dañarse. Una descarga eléctrica, en cambio, puede tener graves consecuencias e incluso quemar componentes, impidiendo que la electricidad fluya hacia el teléfono.

    La batería de un teléfono móvil tiene una vida útil limitada, lo que significa que se debilitará después de un cierto período de tiempo. Hay que tener en cuenta que este es un problema común en los teléfonos más antiguos, ya que los nuevos suelen tener baterías potentes que duran más porque no necesitan cargarse tan a menudo.

    A continuación se enumeran otros problemas comunes que se encuentran al cargar los teléfonos móviles.  Como hemos dicho antes, están relacionados con el cable de carga, el adaptador de CA o la batería del teléfono.

    1. El cable de carga no funciona

    El cable de carga suele ser muy frágil y las empresas lo fabrican con materiales de baja calidad para reducir costes. El resultado son productos débiles y poco duraderos.

    Las averías de los cables suelen producirse cerca de la toma de carga del teléfono, ya que es la parte que utilizamos con más frecuencia. Además, este componente puede partirse en dos o incluso quemarse debido a un cortocircuito en la fuente de alimentación.

    La solución más habitual es reparar el cable en el punto en el que se rompe para que la energía pueda seguir transmitiéndose. Si el cable no se puede reparar, es mejor sustituirlo, ya que no es fácil de reparar si está dañado.

    2. El adaptador de red no funciona

    Si el problema no es el cable de carga, probablemente el adaptador de CA esté defectuoso. Normalmente no lo enchufamos bien, pero si lo hacemos, hay muchas posibilidades de que se produzca un cortocircuito.

    Otros problemas comunes tienen que ver con el enchufe en el que se inserta el cable, ya que puede dañarse al enchufarlo y desenchufarlo. También es habitual que el cable y el adaptador sean incompatibles.

    Comprueba que el adaptador está enchufado y que la clavija en la que se inserta el cable no está dañada. Si ambos están en buen estado, lo mejor es sustituirlos ya que pueden estar en cortocircuito o no ser adecuados para su teléfono.

    3. Batería de teléfono móvil dañada

    Como ya se ha mencionado, las baterías de los teléfonos móviles tienen una vida útil limitada, por lo que fallan con el tiempo. Una de las razones de la reducción de la vida útil es la frecuencia de carga; cuanta más alta sea la frecuencia de carga, más daños se producirán.

    En este caso, lo mejor es sustituir la batería. Puedes hacerlo tú mismo si tu móvil te permite quitar la tapa trasera, pero en los móviles modernos esto no es posible. Por lo tanto, es mejor llevar su dispositivo a un especialista que se dedique a ello.

    ¿Qué hay que tener en cuenta al comprar un cargador nuevo?

    Cuando el cable se agota y el cargador no se puede reparar, es mejor comprar uno nuevo. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas, como el tipo de adaptador, el tipo de conexión necesaria y el número de conexiones.

    1. Tipo de adaptador

    Esta es la parte que se conecta al adaptador de corriente. Hay adaptadores de pared y adaptadores de coche. Los adaptadores de pared son los que tienes en tu casa, y los adaptadores de coche son los que utilizas para enchufar en la toma de mechero de tu coche. Comprueba cuántas conexiones tiene cada dispositivo y cuáles necesitas.

    2. Tipo de conexión que necesitas

    Presta atención al tipo de enchufe al que se conecta el cable. Mira la caja en la que se entregó el smartphone. Quieres el conector exacto que está en el paquete de cables. Busca modelos con puerto USB-C. Otros vienen con un cable Lightning para la carga rápida. Presta atención a lo que buscas para evitar complicaciones.

    3. Tensión y amperios

    Mira la tensión y los amperios. Indica la cantidad de corriente que el adaptador está suministrando al dispositivo conectado. Asegúrate de leer las especificaciones para optimizar el proceso de carga. De lo contrario, puede dañar la batería y los polos. Mira el cargador original en el embalaje y lee las especificaciones oficiales. Depende totalmente de la marca de tu teléfono.

    Los dispositivos alimentados por 5V y 1A se cargan lentamente. Los que se alimentan con 5V y 2A se cargan rápidamente. Estos últimos tienen especificaciones técnicas que debes leer con atención.

    Ten en cuenta que si un paquete de energía tiene varios enchufes, uno puede ser más rápido que el otro. Algunos enchufes son inteligentes, es decir, ajustan la corriente suministrada en función de las necesidades del aparato conectado. Esto minimiza el riesgo de daños.

    4. Tipo y número de tomas de corriente

    Hay cargadores que pueden alimentar varios dispositivos. Esto es muy útil cuando se viaja o si se necesita cargar varios teléfonos. Presta atención a las tomas de corriente con las que está equipado.

    Si sólo lo necesitas para tu teléfono, una toma de corriente es suficiente. Sin embargo, si quieres algo más que eso, pregunta a tu distribuidor local. En los cargadores de coche, esta función está limitada a dos tomas de carga.

    5. Seguridad y certificación

    Los adaptadores de corriente pueden sufrir modificaciones y problemas eléctricos. Aunque los fabricantes los preparan para todas las situaciones. Sin embargo, es aconsejable asegurarse de que cuentan con la certificación CE, FCC y RoHS.

    1. Certificación CE: es el principal sello de calidad que indica que un producto cumple las normas europeas de salud, seguridad y medio ambiente. Así, si el producto es seguro, puede venderse en cualquier país de la UE.
    2. La certificación RoHS: garantiza la restricción del uso de todas las sustancias peligrosas en los aparatos eléctricos y electrónicos. La Comisión Federal de Comunicaciones es la autoridad estadounidense que autoriza la comercialización de equipos electrónicos y de telecomunicaciones en Estados Unidos.
    3. La certificación de la FCC: sólo se concede si los dispositivos cumplen todos los criterios de las normas establecidas. Deben superar pruebas de tensiones y corrientes peligrosas, límites de potencia, rayos, fluctuaciones de tensión, etc.

    Si el usuario no sabe cómo reparar el cargador, debe comprar uno nuevo. Esperamos haberte podido ayudarte a resolver tus problemas con los cargadores. Si es así, te animamos a compartir este artículo en tus redes sociales.

    También puedes leer: El Altavoz De Mi Móvil No Funciona. Causas y Soluciones

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up