5 Tipos de Discos Duros Que Puedes Comprar

Tipos de discos durosEn el mercado hay múltiples tipos de discos duros que se ofrecen con características diferentes, aunque muchas veces no sabemos ni si quiera cual nos conviene adquirir. Hay algunos cambios entre ellos que debemos saber antes de elegir cualquier solución.

Por ejemplo, un disco duro puede ser de tipo HDD o SSD, ambos con formatos físicos diferentes y que trabajan de forma específica. Por eso, queremos contarte todas las funciones y características de ellos para que selecciones el más adecuado para tu ordenador.

▷También te puede interesar: 5 Mejores Softwares de Clonación de Discos Duros

Índice De Contenidos

    ¿Qué es un Disco Duro?

    El disco duro es una unidad de almacenamiento que permite guardar toda una cantidad de datos y archivos, de acuerdo al espacio con el que se haya empaquetado. Estos pueden ir desde algunos GB hasta incluso TB o una memoria superior.

    Además, los discos duros destacan por resguardar la información aun cuando el dispositivo no está conectado a la energía eléctrica o al equipo, recubiertos con paneles de ventilación en algunos casos para evitar el sobrecalentamiento del mismo.

    Los 5 Tipos de Discos Duros Más Recomendados

    La manera más precisa de clasificar los tipos de disco duro es a través de su funcionamiento, aunque también se toman en cuenta otras características como la forma de ensamblaje o el sistema de conexión a través de cables.

    1. Discos Duros HHD (Hard Drive Disk)

    Conocido también como discos duros mecánicos, estos son dispositivos de almacenamiento que pueden guardar la información permanentemente, aun cuando el equipo conectado no esté encendido, una diferencia de esta memoria con la RAM.

    Por otro lado, los Discos Duros HDD destacan por estar compuestos de varios discos que giran de manera interconectada. Mientras más finos sean estos, mayor será la capacidad de almacenamiento, pero si giran más rápidos, también podrán transportar los datos a una velocidad mayor.

    Un punto de vista característico para definir a los Discos Duros HDD es que suelen estar recubiertos por una carcasa metálica fuerte, que los protege del polvo y de cualquier otro tipo de elemento dañino.

    Sin embargo, este tipo de dispositivos tienden a ser muy frágiles y no son eternos, así que dependiendo del uso que le demos, su vida útil puede expandirse o reducirse considerablemente con el paso de los años.

    2. Disco Duros SSD (Solid State Drive)

    La evolución de los discos duros tradicionales llega con los Solid State Drive (SSD). Este es un tipo de unidad que no utiliza discos en sí (su nombre es más bien un punto comercial), sino que en cambio trabaja mediante múltiples memorias tipo chip, conocidas como NAND.

    Todas estas memorias están conectadas y tienen un espacio de almacenamiento determinado. A través de controladores internos, estos discos duros toman la decisión de cómo utilizar todo el espacio, la distribución de los clústeres, etc…

    De esta manera, nos Discos Duros SSD son más duraderos que los HDD. La falta del mecanismo impulsado por movimiento, los hace menos ruidosos y más atractivos para los usuarios, aparte de que vienen en un tamaño mucho más compacto.

    De hecho, es el tamaño aplanado que adquiere, que permite aprovecharlo en ordenadores portátiles o aquellos de dimensiones reducidas. Otro punto a favor de estas unidades es que incluyen su propio microprocesador para realizar tareas de manera más precisa.

    Lee También:   Partición De Disco en Windows 10 | Cómo Mostrar y Ocultar

    3. Discos duros SATA

    Otra forma de clasificar los discos duros es a través de su cable de conexión. Este tipo de unidades casi siempre son de estilo HDD con todas las características que ya te describimos, pero requiere que el ordenador cuente con una entrada SATA para poder funcionar.

    Los discos duros SATA son un poco más poderosos, aunque dependen igualmente de un sistema mecánico de giro para que la transmisión de los datos y el almacenamiento sea más rápido o lento, lo que termina afectándolo a través de los años.

    Para los ordenadores de sobremesa y personales, casi siempre se prefieren este tipo de unidades porque dependen de la energía eléctrica constantemente, además que necesitan estar estáticos para evitar la mayor cantidad de golpes o traumas.

    Hay tres tipos de disco duros SATA que puedes adquirir en el mercado:

    • SATA-1: tiene la capacidad de alcanzar más de 150 Mb de velocidad para transferir archivos.
    • SATA-2: la velocidad aumenta hasta los 300Mb.
    • SATA-3: tiene mayor rendimiento y la capacidad es el doble que el SATA2, ya que puede lograr una velocidad de 600Mb, con un tamaño compacto, reducido y estable.

    4. Disco Duros SCSI o SAS

    Son mayormente utilizados para servidores o para conectar múltiples equipos a la vez. Hablamos de unidades de almacenamiento de gran rendimiento, que pueden transportar datos a velocidades superiores a las de otros discos duros.

    Los Discos SCSI requieren de controladores, incluyen una interfaz gráfica sencilla para controlarlos y configurarlos, además que funcionan un poco más lentos. Sin embargo, los SAS son algo independientes y no requieren que apagues el ordenador para reemplazar otra unidad.

    En esencia, estos son discos duros aprovechados por las empresas que realizan trabajos en equipos o colaborativos. Debido a las velocidades de transmisión que alcanzan, también son ideales para usarlos como almacenamientos remotos.

    Pese a todos esos cambios, físicamente no se diferencian mucho de los SATA o HDD, porque son dispositivos que trabajan con un sistema mecánico interno y requieren de una conexión eléctrica para comenzar a transmitir datos.

    5. Discos duros externos

    La gran mayoría de los discos duros son de uso interno. Es decir que requieren ser instalados y reguardados dentro de la carcasa de la PC para trabajar. En cambio, los discos duros externos o portátiles son más flexibles y varían en múltiples cosas.

    Por una parte, estas son unidades que van conectadas al equipo con un cable USB, aunque algunos pueden venir con un conversor SATA para transformar una unidad HDD a una portátil, lo que le da otra usabilidad.

    Asimismo, los discos duros externos son algo más lentos, aun cuando internamente funcionan usando el sistema mecánico y con motores de ventilación. Incluyen un diseño exterior más elegante y con luces que le muestren al usuario su funcionamiento.

    Pero debido a que son transportables, suelen ser muy afectados por el uso constante, las caídas o los golpes. Por eso su vida útil es más reducida y la información puede perderse por alguna falla inesperada.

    ▷Lee: 10 Mejores Programas Para Formatear Disco Duro

    Conclusiones

    Un disco duro es un dispositivo vital para cualquier ordenador o computadora. En ellos resguardamos y almacenamos toda la información del equipo, incluyendo el sistema operativo y los datos personales de los usuarios.

    Lee También:   10 Mejores Programas Para Particionar Un Disco Duro

    Estos nos pueden servir para hacer respaldos, transportar contenido o simplemente para permitir que un equipo pueda arrancar con comandos del sistema, por lo que se vuelve en fundamental conocer los múltiples tipos de discos duros del mercado.

    ►TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Quiero saber más