Red Ad Hoc ¿Qué Es, Para Qué Sirve Y Cómo Funciona?

En la terminología informática, una red se refiere a la interconexión de varios ordenadores o una red de dispositivos. Que, mediante el uso de pulsos electrónicos, ondas electromagnéticas u otros medios físicos, son capaces de enviar y recibir paquetes de datos, compartir recursos y funcionar como un todo organizado.

Así, una red inalámbrica es una red que conecta nodos mediante ondas electromagnéticas sin necesidad de una conexión física o por cable. Una de las redes más populares utilizadas en diversas aplicaciones es la red ad hoc. Se trata esencialmente de una red inalámbrica descentralizada que proporciona acceso directo a varios nodos, lo que supone importantes ventajas para los usuarios.

Por eso, dada su gran importancia, conviene conocer los aspectos más interesantes de las redes ad hoc para explicar para qué sirven. Además, cubriremos sus principales características y usabilidad, así como sus partes más interesantes, ventajas y desventajas.

También puedes leer: Error Wi-Fi No Tiene Una Configuración De IP Válida

Índice De Contenidos

    ¿Qué es una red Ad Hoc y para qué se utiliza en informática?

    En esencia, una red inalámbrica ad hoc es un tipo de red descentralizada que se caracteriza por funcionar de punto a punto, de modo que los nodos pueden comunicarse entre sí independientemente de la infraestructura fija. Esto significa que no está vinculado a ninguna infraestructura preexistente, como las redes cableadas (o los routers) o los puntos de acceso de las redes inalámbricas gestionadas.

    En este sentido, en una red ad hoc, cada nodo es responsable de participar en el reenvío de datos a otros nodos, por lo que la definición de estos nodos de datos es dinámica, dependiendo de la conectividad de la red. Por lo tanto, todos los nodos tienen el mismo estado en la red y pueden conectarse a cualquier otro dispositivo de la red ad hoc en el área de conectividad.

    Otros detalles

    Al no existir tal ubicación, no se requiere ningún router o punto de acceso para establecer una conexión entre el envío y la recepción de datos de los nodos presentes. En cambio, los propios componentes de la red ad hoc se encargan de comunicarse entre sí para transmitir información de forma dinámica.

    Por lo tanto, este tipo de red se utiliza más a menudo en el hogar, donde se requiere la instalación más sencilla.  También son ideales para intercambiar determinados archivos entre distintos ordenadores o dispositivos que forman parte de una red inalámbrica pero no tienen acceso a Internet. También pueden utilizarse en caso de emergencias civiles o naturales.

    ¿Cuáles son las principales características de las redes AD HOC?

    Para conocer mejor este tipo de redes inalámbricas descentralizadas y gestionarlas adecuadamente, conviene señalar sus características más valiosas.

    Así que vamos a echar un vistazo a todos ellos:

    • Son redes basadas en un sistema denominado "modo ad hoc", caracterizado por el hecho de que los nodos pueden moverse libremente, por lo que no dependen de un dominio central fijo. Por lo tanto, un nodo puede actuar como anfitrión o como enrutador en función del rango de transmisión de cada nodo de la red.
    • Se puede conectar más de un portátil a una red ad-hoc, siempre que todos los adaptadores estén configurados para funcionar en modo ad-hoc y se conecten con el mismo SSID. Ten en cuenta que los ordenadores deben estar a menos de 100 metros de distancia.
    • Nunca habrá infraestructura en una red ad-hoc. Esto significa que no hay una autoridad o estructura central, ya que los dispositivos pueden asumir el papel de host o router en cualquier momento.
    • Se caracterizan por una topología variable que permite a los nodos desplazarse y establecer nuevas conexiones con otros nodos, principalmente dentro del área de cobertura.
    • En cuanto a su autonomía, hay que señalar que es limitada. Esto se debe a la portabilidad de sus dispositivos, que están limitados en términos de tiempo de autonomía.
    • Como los nodos existentes son móviles, se producen frecuentes desconexiones y, por tanto, cambios o modificaciones de ruta.

    Red AD HOC vs WiFi Standard ¿Cuál es mejor y en qué se diferencian?

    Si este es el caso, mucha gente se pregunta sobre las diferencias entre las redes ad hoc y las redes WiFi tradicionales, que se refieren a la tecnología que permite que los dispositivos electrónicos se conecten entre sí sin cables.

    Por ello, es importante explicar las diferencias entre estos dos tipos de redes para que, en función de las necesidades de cada usuario, éste pueda determinar qué red es mejor:

    1. Infraestructura

    Como ya hemos mencionado en este documento, el modo ad hoc no requiere un punto de acceso central y, por tanto, se caracteriza por ser una red inalámbrica descentralizada. Esto significa que los propios dispositivos se encargan de conectarse entre sí para transmitir datos por la red y, por tanto, no dependen de un router central.

    En cambio, la tecnología WiFi estándar suele funcionar en modo infraestructura. Esto significa que la comunicación entre todos los dispositivos de la red debe proceder de un punto de acceso, que suele ser un router inalámbrico.

    Así, estas redes se basan en una infraestructura predefinida de conexiones de red por cable. Así, a diferencia del modo AD HOC, en este caso la comunicación se realiza a través del punto de acceso inalámbrico para enviar y recibir paquetes de datos.

    2. Configuración

    Las redes ad hoc suelen ser más fáciles de configurar. Si necesitas conectar dispositivos para transferir archivos sin usar Internet, estos dispositivos pueden conectarse directamente en modo ad hoc para crear una red WiFi temporal sin necesidad de un router inalámbrico.

    El WiFi estándar, en cambio, requiere una configuración más compleja, ya que este tipo de red es ideal para crear una red permanente. Para ello, los routers inalámbricos actúan como puntos de acceso gracias a sus antenas más potentes y a sus radios inalámbricas, que pueden cubrir un área mayor.

    Otras diferencias

    Red AD HOCWiFi Standard
    Estas redes tienen la capacidad de manejar cambios de topología dinámicosPor lo general, no emiten una buena respuesta ante los cambios dinámicos de topología
    Desafortunadamente, no cuentan con cifrado ni seguridad incorporadaOfrece una gran seguridad y cifrado en el protocolo
    Antes del tráfico de datos, no será necesario intercambiar las tramas adicionalesObligatoriamente, se tienen que intercambiar varias tramas antes del tráfico de datos
    No tiene incorporado descubrimiento de servicioEl descubrimiento del servicio es parte del protocolo siempre

    ¿Cuál es mejor?

    Para determinar qué red inalámbrica es mejor, ad hoc o WiFi, todo depende de cómo la vayas a utilizar. Esto significa que, en última instancia, tus necesidades determinarán qué tipo de red se adapta mejor a tu objetivo.

    Por ejemplo, si quieres transferir datos de forma rápida y sencilla entre varios ordenadores sin utilizar Internet o un router central, lo mejor es una red ad hoc. Sin embargo, si quieres crear una red más permanente y extensa, una red WiFi tradicional es una mejor opción.

    Usos del AD HOC ¿Cuáles son las principales aplicaciones de este tipo de red?

    Debido a su naturaleza descentralizada, las redes ad hoc son adecuadas para una amplia gama de aplicaciones que no requieren nodos centralizados, aunque son necesarias para optimizar la escalabilidad de las redes inalámbricas centralizadas y gestionadas.

    Las principales aplicaciones de las redes inalámbricas de este tipo son las siguientes:

    • Son redes muy útiles para compartir archivos o cualquier dato con varios ordenadores de forma simultánea y directa, sin necesidad de acceso WiFi.
    • También se utilizan para intercambiar rápida y fácilmente la conexión a Internet de un ordenador a otro.
    • Son ideales para cualquier emergencia, como: catástrofes naturales o conflictos armados. De hecho, la configuración es mínima y el despliegue es dinámico, ya que los protocolos de enrutamiento se pueden configurar rápidamente.
    • Su uso en el ámbito doméstico es muy importante y se utiliza mucho en la actualidad. Por ejemplo, para transferir información entre dispositivos móviles a través de Bluetooth o entre otros dispositivos (por ejemplo, impresoras).
    • Es un mecanismo ideal para enviar archivos directamente a otro ordenador cuando no se dispone de tarjetas de memoria u otros medios extraíbles.
    • Las redes AD HOC pueden utilizarse para participar en juegos de red multijugador, es decir, juegos de ordenador multijugador.

    ¿Qué se necesita para crear una red AD HOC? Los componentes básicos

    Dado que la configuración es bastante sencilla y la creación temporal puede ser realizada por cualquier usuario, es útil saber qué elementos individuales son necesarios para crear fácilmente una red ad hoc.

    Por ello, aquí veremos los elementos necesarios para construir una red inalámbrica distribuida:

    • Tarjetas de interfaz de red: cada nodo debe disponer de estas tarjetas para poder acceder a un determinado esquema de red por cable.
    • Tarjetas de interfaz de red inalámbrica: son necesarias en todos los casos para crear redes ad hoc que puedan conectarse entre sí.
    • Estaciones de trabajo: son esencialmente ordenadores o dispositivos móviles denominados "nodos de red" dentro de una red.
    • Recursos compartidos: se refieren a diferentes dispositivos que necesitan compartir los recursos necesarios; este es el principal objetivo de una red ad hoc. Un buen ejemplo es una impresora.

    Una vez más, tenga en cuenta que el punto de acceso no debe utilizarse para este tipo de configuración.

    Ventajas y limitaciones de la creación de una COA de AD ¿Es práctica?

    Para determinar si es práctico o no crear e instalar una red ad hoc, hay que conocer algunos de los aspectos más importantes, como las principales ventajas y desventajas. Si los tiene en cuenta, podrás definir claramente para cada uno de ellos si necesita un sistema de este tipo en su casa o en su lugar de trabajo, por ejemplo.

    Principales ventajas

    Dados los beneficios que las redes ad hoc aportan a sus usuarios, es obvio que hay que tener en cuenta valiosas ventajas a la hora de construir una red de este tipo:

    • Afortunadamente, es muy fácil de configurar, por lo que sólo hay que hacerlo en cada nodo. En este sentido, es muy sencillo y algunos sistemas operativos ofrecen la posibilidad de configurar cada ordenador en pocos pasos. Por ejemplo, Windows.
    • Con una red de este tipo se pueden compartir rápidamente archivos y datos, ya que todos los ordenadores están directamente conectados entre sí y no es necesario gestionarlos desde un nodo central. En otras palabras, no hay necesidad de un intermediario.
    • No se necesita conexión a Internet para transferir información directamente entre dispositivos.
    • También es un mecanismo ideal para compartir una conexión a Internet con otros ordenadores, de modo que con muy pocos recursos se puede hacer que un ordenador actúe como módem para otras máquinas en uso.
    • Son mucho más baratos que otras redes gestionadas. Esto se debe a que no se requiere ningún esfuerzo adicional, como el cableado, para conectarse a un router central.

    Principales desventajas

    Sin embargo, no todo puede ser perfecto y este tipo de redes también tienen limitaciones, ventajas y desventajas que hay que tener en cuenta antes de montarlas y utilizarlas.

    Más adelante en este artículo trataremos estos inconvenientes:

    • La seguridad en este tipo de red es completamente reducida. De hecho, todos los nodos están interconectados y un atacante que accede a uno de estos nodos es capaz de penetrar en todos los ordenadores de la red ad hoc.
    • Para establecer la comunicación con ellos, todos los dispositivos deben estar dentro del rango de detección de otros dispositivos. De lo contrario, el proceso no tendrá éxito.
    • Dado que los nodos están interconectados, cuando un nodo se desconecta, toda la red, o al menos la parte de la red formada por los nodos dentro del alcance del nodo desconectado, se desarma.
    • Normalmente, los nodos compiten por el acceso al entorno inalámbrico compartido, y esta competencia da lugar a colisiones o interferencias, que suelen ser causadas por dos o más nodos que transmiten simultáneamente.
    • Si los NICs utilizados son incompatibles, la conectividad ad hoc no será posible. Por lo tanto, es necesario garantizar que esta compatibilidad sea obligatoria.
    • Al igual que la seguridad en este tipo de redes deja mucho que desear, las velocidades también son muy lentas en la mayoría de los casos. Por lo tanto, este es un tipo de red que no es nada eficiente.

    Conclusión

    Si necesitas enviar un archivo al portátil de un amigo, puedes crear una red especial entre tu ordenador y el suyo para transferir el archivo. Puedes utilizar un cable cruzado de Ethernet o tarjetas inalámbricas para comunicarte entre sí.

    Del mismo modo, si necesitas compartir archivos o documentos con varios ordenadores, puedes crear una red ad hoc multisalto que pueda transferir datos a través de varios nodos.

    También puedes leer: 7 Mejores Programas Para WiFi

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Quiero saber más