Tipos de Archivos De Imagen

Tipos de archivos de imagen

En todo nuestro día a día vemos y utilizamos los archivos de imagen, conocidos más bien como formatos de imagen. Estos suelen definir la calidad y el tamaño de cualquier fotografía, lo que le proporciona o le resta un valor gráfico y visual a una página web, tus redes sociales o a cualquier servicio online.

Existen muchos formatos de imágenes que se utilizan para distintas cosas, pero que varían según la calidad, el tamaño total, la cantidad de pixeles, el color o la ausencia del fondo, entre muchas otras consideraciones, generalmente tomadas en cuenta por los diseñadores gráficos.

▷También te puede interesar: 7 Mejores Programas Para Diseñadores Gráficos

Índice De Contenidos

    ¿Qué son los Archivos De Imagen?

    Un archivo de imagen es el formato en el que está codificado cualquier gráfico y que definen la calidad y su presentación. Dependiendo de estas condiciones, los formatos se seleccionan para empaquetar un trabajo fotográfico.

    Es por ello que los diseñadores gráficos, fotógrafos, ilustradores, desarrolladores webs o de apps, así como cualquier persona en la actualidad que utiliza las redes sociales o aprovecha las imágenes, debería saber para qué sirve y cuál es la función de los formatos para las imágenes.

    Los 2 grandes Tipos de Archivos De Imagen Que Debes Manejar

    Aunque existen montones de formatos para las imágenes, estas se clasifican en dos grandes tipos: las rasterizadas a través de mapas de bits y las vectoriales, ambas con diferencias notables según su composición.

    Dependiendo del tipo de trabajo que vayas a realizar, es importante que aprendas para qué sirve y cuál es el nivel de calidad y conservación que nos ofrecen.

    1. Formatos Rasterizados

    Las imágenes raster son las más utilizadas en la web, ya que tienen un tamaño y una calidad definida

    Formatos de mapas de bits

    , lo que permite hacerlas menos o más pesadas en función a la cantidad de pixeles. Y es que, entre más pequeños sean dichos píxeles, mayor será la calidad de la imagen.

    El problema de este tipo de gráficos es que a cada píxel se le asigna un color especifico, así que al agrandarla o cambiar sus dimensiones, termina rellenándose con el mismo color, creando un resultado borroso y de mala calidad.

    Es por ello que debes trabajar este tipo de imágenes exclusivamente en el tamaño que necesites utilizar al momento. Los archivos de imagen rasterizada o de mapas de bits más conocidos son los siguientes:

    JPG o JPEG

    Es el más popular porque suele trabajar de manera comprimida, pero conservando la calidad final definida por el editor. El formato JPEG es generalmente establecido luego de procesarlas en un formato RAW de fotografía.

    El problema es que cuando queremos re-editar una imagen JPEG para exportarla, esta perderá aún más calidad, aunque esta sea totalmente mínima. Eso sí, los grandes conocedores podrán detectar el cambio fácilmente.

    RAW

    Es conocido que RAW no es un formato precisamente, sino un empaquetador. Sin embargo, es la mejor opción cuando se trata de revelar fotografías profesionales porque no tiene ningún tipo de pérdidas o compresión, permitiendo obtener la imagen original tal cual como fue captada y aprovechando todas las características de la cámara o el dispositivo.

    Todo esto facilita que los formatos RAW se utilicen para la edición, pues los cambios que se realicen y el formato final seleccionado no destruirán el archivo original, haciendo posible que exista la menor cantidad de errores y pérdida de la calidad.

    PNG

    El formato de las transparencias. Este tipo de archivos se utiliza cuando la imagen tiene algunas partes que queremos conservar trasparentes o invisibles. Por ejemplo, cuando exportamos un logo en PNG, este se puede utilizar encima de cualquier fondo sin que aparezca un marco detrás.

    Una gran ventaja de los formatos PNG es que la compresión es mucho menor, conservando al máximo la calidad, pero a cambio de un peso mucho mayor que los archivos JPEG. Este tiene dos sub-formatos que varían según la profundidad de bits (PNG-8 y PNG-24).

    GIF

    Otro de los tipos de archivos de imagen más relevante es GIF, un formato que destaca por lograr un efecto animado a través de la composición de varios fotogramas consecutivos, parecido a un video, pero sin llegar a serlo.

    En esencia, los formatos GIF nos ofrecen varias imágenes empaquetadas a una velocidad FPS determinada, aunque con la ausencia total de sonidos. Casi siempre tienen una compresión profunda, lo que termina afectando la calidad final y dándole poco aprovechamiento profesional.

    2. Formatos Vectoriales

    Formatos vectorialesSi lo que necesitas es la máxima calidad y la posibilidad de cambiar las dimensiones de tus imágenes sin que nunca sean comprimidas o modificadas de manera negativa, necesitarás trabajar con los formatos o archivos vectoriales.

    Este tipo de archivos de imágenes destacan por la ausencia total de pixeles, ya que en cambio utiliza fórmulas matemáticas que re-calculan las dimensiones que integran los vectores para rellenar los espacios de manera inteligente.

    Así que no importa cuánto expandas, dobles o modifiques tus imágenes vectoriales, siempre conservarán su composición original. Esto la hace ideal para ilustraciones, dibujos, logotipos y todo tipo de gráficos profesionales.

    SVG

    Es el formato por excelencia para usarse en páginas webs o aplicaciones, ya que ofrece la posibilidad de re-escalar las imágenes sin pérdida de calidad, pero tampoco exagerando el peso de exportación del archivo.

    Sus siglas significan Scalable Vector Graphics y el formato SVG puede codificarse perfectamente en distintos lenguajes de programación para acoplarse en las plataformas online, sobre todo aquellas HTML5.

    EPS

    EPS es un formato vectorial principalmente destinado al área de las impresiones, ya que se empaqueta con todas las características de su composición, las cuales son leídas por los dispositivos al momento de imprimir la imagen final.

    Incluso, EPS trabaja bajo un lenguaje conocido como PostScript y se aprovecha bastante cuando se trata de impresiones 3D, sobre todo porque permite configurar cualquier elemento final como colores particulares, texturas y dimensiones.

    PDF

    Pese a que PDF es conocido principalmente como un formato que contiene textos, está basado en PostScript, lo que le permite transportar gráficos y adaptarlos a las dimensiones de la pantalla de lectura sin modificar la calidad en ningún aspecto.

    De hecho, PDF es un archivo preferido por los periódicos, revistas y formatos impresos o digitales editoriales, porque pone en balanza la calidad del texto junto al de sus gráficos. También se empaqueta con todas las características técnicas, tales como la tipografía, su justificación, etc…

    AI

    AI es el formato de proyecto para Adobe Illustrator y que puede ser leído por otros softwares de edición de vectores similares, pero no para una visualización independiente ni tampoco para usarse en plataformas web.

    Al ser un contenedor, este formato guarda todas las ediciones y cambios que realices a los vectores, así que cualquier modificación que ejecutes en el archivo se verá reflejada en el gráfico, el cual deberás exportar en otro formato al terminar.

    ▷Lee: 6 Mejores Programas de Dibujo Profesional

    Conclusiones

    Al momento de editar una fotografía o de querer elegir el formato adecuado para tu trabajo en particular, debes analizar primero si las condiciones se adaptan a las necesidades de tu proyecto, pues de esto dependerá la selección final del archivo.

    En términos generales tienes que elegir entre los formatos vectoriales y los de mapas de bits, los primeros sin perdidas, pero menos utilizados, mientras que los segundos con grandes compresiones, pero más populares.

    Claro, la elección está atada completamente a la profesionalidad o a los requerimientos del trabajo, porque los archivos rasterizados son la opción ideal cuando quieras subir imágenes a redes sociales, páginas de internet, aplicaciones y videos.

    En cambio, los vectores son mejores para diseñar tu logotipo, hacer los sprites de tus videojuegos, realizar ilustraciones, dibujos y pintura digital, así como mejorar la calidad de una página web.

    Todavía hay muchos otros formatos menos conocidos en el mercado, pero siempre te encontrarás con los que te presentamos en esta lista, así que es importante que conozcas lo que tienen para ofrecerte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Quiero saber más